The Blog

Como marca la tradición desde hace muchos años, anualmente en los días cercanos al 2 de agosto, millones de peregrinos de todo Costa Rica, América Central y el mundo viajan a pie, a caballo o incluso los verdaderamente devotos de rodillas a la capital colonial de Cartago. Caminan para asistir a la misa en la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, en honor a la Virgen de los Ángeles, patrona de Costa Rica.

La Virgen de los Ángeles fue declarada Patrona de Costa Rica y protectora de las Américas por el Papa Juan Pablo II, la devoción a la Virgen de los Ángeles tomó rasgos característicos, mezclándose la tradición cristiana-europea con elementos de la cultura indígena y negra.

En 2005 una réplica de esta imagen, fue llevada al Vaticano, donde el Papa Benedicto XVI la bendijo, y la colocaron en la Basílica Santa Maria de la Luz, a la que peregrinan muchos inmigrantes.

La leyenda de la virgen en Costa Rica se remonta a 380 años atrás, cuando supuestamente se le apareció a una joven indígena en una piedra, donde hoy se levanta un templo en su honor.Segun la leyenda ¨La Negrita¨, como también se le conoce puede conjurar curaciones milagrosas, los creyentes le atribuyen cientos de milagros.

Muchos fieles católicos van a Cartago con promesas de cambio en sus vidas, o con peticiones por enfermedades y situaciones conflictivas. Según un estudio, casi un millón de personas acude, desde diversas partes del país, a la famosa romería.